EL FENÓMENO !

lunes, 13 de octubre de 2014

CRÉALO : El turismo sexual se desarrolla en el país de una manera sorprendente


Por más pataleos, protestas y críticas  que se hagan, "no hay quien pare al sabroshow".

El país se sigue vendiendo como un paraíso sexual, donde se puede con facilidad tener sexo con mujeres jóvenes, viejas, flacas, gordas, o con muchachitas.

En catálogos y brouchures que circulan en el extranjero, promovidos  por agencias de viaje mafiosas y mercaderes que organizan tours sexuales, se puede ver los paquetes "todo incluido" con pasajes aéreos, habitaciones, alimentación, bebidas, donde algunos incluyen damas u hombres de compañía, así como la opción de algunos "combos", que no son más que orgías sexuales que se se ofertan aparte.

Hay algunos paquetes  orientados hacia los gays, que son los que están trayendo aviones repletos de turistas europeos y norteamericnaos que llegan al país a darse "la gran vida" en el paraíso sexual que es Dominican Republic.

Hay un amigo que cometió el error de coger un fin de semana en un hotel de los que se dedican al turismo sexual, que sin percatarse de donde había ido, de repente se vio "rodeado". Cuenta que de casualidad no salió volando, considerando que cayó en una trampa, y dice que por lo menos esas cosas deberían avisarlas.

El problema que ese tipo de turismo acarrea es que cuando esa gente sale a divertirse a las discotecas y a los lugares de entretenimiento, creen que todas las mujeres que están en el sitio son servidoras sexuales, y con frecuencia se propasan haciendo  propuestas indecentes a muchachas de familia que acuden a  esos lugares con el sano interés de divertirse.

La permisividad está trayendo al país lo peor del turismo del mundo.

Italianos, españoles, alemanes, norteamericanos, de la tercera edad con vicios y manías vienen a descargar en nuestro país con mujeres,  hombres y niñas.

Hay que ver como algunos padres llevan en pasola a sus hijas  a extranjeros que viven o vienen de temporada a Boca chica.

Las venden ellos mismos sin ningún rubor ni verguenza.

En Cabarete y Sosua el negocio es tan grande que ya no solo las dominicanas se pelean por salir con los extranjeros.

Ahora han cogido el mando del negocio las haitianas, que tienen una fama por sus "trucos" en la cama con lo que le ganan a las dominicanas.


Es sorprendente ver a italianos blancos de ojos azules disputándose a la más negras de las haitianas, sin importarle su descuido enn las axilas.
Por el contrario, mientras más "pican", mejor para ellos...

El negocio del sexo nadie lo va a parar, porque se trata de la más viejo y antiguo oficio que se conoce en la humanidad.

Es una industria que deja mucho dinero, y no es casual que al país estén llegando colombianas, venezolanas, aparte de las haitianas.

Este es un país transformado, totalmente. Sólo hay que ver que los viajes ilegales en yola hacia Puerto Rico ya no son cargados de dominicanos, sino de haitianos, ya que  después de que terminen de tomar posesión de este lado de la isla, su próxima conquista será Borinquen.

Lo que si pensamos es que ya que no puede ser erradicada la prostitución, porque sería una utopía, por lo menos se deben adoptar medidas para reglamentarla.
Sobre todo en el  caso de las menores. 

Ahí si que no debe haber contemplación para quienes corrompen a la niñez, incluyendo a los padres corruptos que entregan sus hijas a los depredadores. 

Como siempre, con el alegato de que son "humildes padres de familia" que tienen que buscar el sustento diario.

Por: Joseph Caceres

No hay comentarios: