EL FENÓMENO !

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Su familia guardó el cadáver por si resucitaba

Una familia canadiense escondió en su casa, durante 9 meses, el cuerpo de Peter Wald, que murió a raíz de una infección en una pierna. 

Su familia, muy creyente, tenía fe en que el hombre iba a revivir. Lo encontró la Policía cuando recibió una orden de desalojo por deudas de alquiler.
Una familia canadiense guardó el cadáver de un miembro fallecido durante seis meses esperando que resucitara, según el portal internacional The Star.

El difunto, Peter Wald, de 52 años, sufría diabetes y en marzo tuvo una infección en la pierna. Pero Wald no quiso ir al médico, esperando que Dios lo curara. Sin embargo, a fines de marzo, entró en coma y falleció.

El cadáver permaneció en la casa de Ontario. La Policía, con una orden judicial, desalojó a Kaling Wald, su esposa, y a sus seis hijos debido al impago del alquiler. Y se encontró con tamaña sorpresa del cadáver de hace 9 meses.

No hay comentarios: