EL FENÓMENO !

jueves, 13 de marzo de 2014

EN MEXICO: Asesinaron "EL MAS LOCO" líder del cártel de droga LOS CABALLEROS TEMPLARIOS


El lí­der del te­mi­do Cár­tel de "Los Ca­ba­lle­ros Tem­pla­rios", Na­za­rio Mo­re­no Gon­zá­lez, via­ja­ba con una car­ta di­ri­gi­da a su hi­ja y una a Dios cuan­do, mon­ta­do en una mu­la en las mon­ta­ñas del oes­te de Mé­xi­co, fue muer­to por ma­ri­nos y sol­da­dos que in­ten­ta­ban cap­tu­rar­lo.
El go­bier­no de Mé­xi­co di­jo que las fuer­zas fe­de­ra­les ha­bían lo­ca­li­za­do ha­ce un mes una cho­za de ma­de­ra que el je­fe nar­co­tra­fi­can­te, quien fue­ra re­por­ta­do co­mo fa­lle­ci­do en un en­fren­ta­mien­to en 2010, uti­li­za­ba co­mo es­con­di­te.
La cho­za, por fue­ra, te­nía un as­pec­to hu­mil­de, pe­ro por den­tro te­nía un te­le­vi­sor de pan­ta­lla pla­na, otras te­le­vi­sio­nes y una ca­ma ta­ma­ño king, así co­mo li­bros, di­jo el fun­cio­na­rio fe­de­ral que ha­bló en con­di­ción de ano­ni­ma­to por­que no es­tá au­to­ri­za­do a re­ve­lar in­for­ma­ción.
El do­min­go, el día de su muer­te, un me­da­llón de "Los Ca­ba­lle­ros Tem­pla­rios" col­ga­ba del cue­llo del ca­po de las dro­gas. El con­te­ni­do de las car­tas que traía con él aún no ha si­do re­ve­la­do por las au­to­ri­da­des por ser con­si­de­ra­da in­for­ma­ción re­ser­va­da.
Ha­bi­tan­tes del Es­ta­do de Mi­choa­cán ya ha­bían aler­ta­do a au­to­ri­da­des que Mo­re­no se­guía con vi­da y aún a la ca­be­za de "Los Ca­ba­lle­ros Tem­pla­rios", un cár­tel que pre­di­ca doc­tri­nas re­li­gio­sas y mo­ra­les mien­tras tra­fi­ca me­tan­fe­ta­mi­na a Es­ta­dos Uni­dos.

"Ca­da día es­ta­ba más cer­ca­do por las fuer­zas fe­de­ra­les", di­jo hoy miér­co­les Al­fre­do Cas­ti­llo, ti­tu­lar de la Co­mi­sión pa­ra la Se­gu­ri­dad y el De­sa­rro­llo In­te­gral de Mi­choa­cán que fue en­via­do es­te año por el Pre­si­den­te En­ri­que Pe­ña Nie­to a coor­di­nar ope­ra­ti­vos de se­gu­ri­dad.

La ma­dru­ga­da del pa­sa­do do­min­go, cuan­do se pre­ten­día cap­tu­rar a Mo­re­no, el je­fe nar­co­tra­fi­can­te abrió fue­go con­tra los mi­li­ta­res con un ri­fle, és­tos re­pe­lie­ron el ata­que y lo ma­ta­ron.

Mo­re­no, co­no­ci­do co­mo "El Cha­yo" o "El más Lo­co", mu­rió de dos im­pac­tos de ba­la en el pe­cho un día des­pués de cum­plir 44 años. Aun­que es­tán pen­dien­tes es­tu­dios ge­né­ti­cos, los da­tos de sus hue­llas dac­ti­la­res fue­ron de­ci­si­vos pa­ra de­ter­mi­nar que se tra­ta­ba de él.

No hay comentarios: