EL FENÓMENO !

viernes, 14 de marzo de 2014

NEED FOR SPEED: PELICULA DONDE LA ACCIÓN SUPERA A LA TRAMA

Parece no importar mucho la historia cuando se trata de películas cuyos héroes se encuentran atrás del volante. Y la película 'Need for Speed' -basada en el videojuego del mismo nombre que apareció en 1994- lo tiene muy claro.
La historia es solo la excusa que intenta conectar una hazaña de alta velocidad con otra, durante 130 minutos. El pretexto es Tobey Mar­shall, interpretado por Aaron Paul, conocido por su personaje de Jesse Pinkman en la serie 'Breaking Bad'. 
Marshall es un joven que ingresa en las carreras ilegales de autos por su habilidad al volante -que no es muy bien vendida por el director Scott Waugh- y el deseo de mantener a flote el taller ­mecánico que heredó de su padre junto con una alta suma de deudas.
 Los personajes se construyen pobremente, unos incluso terminan sobrando, como el de Ramón Rodríguez, que interpreta a Joe Peck, un integrante del equipo mecánico que está a merced de Marshall. Sus frases son cortas y no aportan en nada ni a la historia ni a las carreras.