EL FENÓMENO !

miércoles, 4 de junio de 2014

"SEXO FUERTE": ¿Es muy interesante probar los EXTREMOS?

Para algunas parejas una cama reúne a mucho más que dos personas. Transgresión, fantasías, dominación-sumisión, la invitación a un tercero y varios objetos entran en sus prácticas sexuales. ¿Está bien buscar el "goce supremo"?
Desde las primeras señales que invitan al encuentro se puede insinuar que las ganas de tener “sexo fuerte” son altas. 
La forma de besar, de dejar que las manos del compañero recorran el cuerpo, de guiarlas a los sitios más erógenos; los gemidos, las palabras, las fantasías que salen de la boca e impregnan la imaginación del otro, son estimulantes incentivos.
El sexo fuerte no tiene límites de espacio: en el baño, en la cocina, en el jardín, en el ascensor, o en el cuarto, no existe un lugar que debe estar predeterminado. Tampoco tiene como meta la penetración, todo el encuentro debe ser gratificante.
La dinámica sexual puede incluir: vestimentas fetiches, cambio de poses, sexo oral, sexo anal, juguetes, películas porno, insinuaciones sádicas o masoquistas, comunicar fantasías, incluir a un tercero, sexo grupal, etc.

Todo es válido cuando existe acuerdo entre adultos. Las personas que gustan del sexo fuerte y lo saben vivir con responsabilidad, con arreglo entre las partes, sin reclamos o reproches varios, disfrutaran de la experiencia con libertad.  

No hay comentarios: