EL FENÓMENO !

viernes, 5 de septiembre de 2014

El grito y el bombazo de Mariasela

Mariasela Alvarez lanzó un bombazo, al declarar que contra Color Visión “hay un macó”, porque en las mediciones de audiencia no pasa de donde está, y que pese a la entrada de Noticias SIN, con lo cual el canal sufrió una revolución de 100 grados, en vez de subir lo que aparece es bajando en los “rating”, algo que ella dice es inexplicable.

Dijo que cuando SIN estaba en otro canal aparecía con un rating que ahora es menor cuando ha pasado a Color Visión. Por ello Mariasela entiende que hay algo raro en contra de Color Visión. 

Y cuando se habla de la empresa medidora de “rating”, aunque no la mencionan, se sabe que alude a AGB que dice hacer sus mediciones en base a un sistema de aparatos electrónicos que registran los canales que un número de televidentes seleccionados están viendo, así como los cambios y los horarios. 

Los resultados se esas mediciones son las que usan las agencias publicitarias para colocar sus campañas, y de ahí la importancia que se le concede a las mismas. 

El argumento que siempre se usa para rechazar propuestas publicitarias de algunos programas, es que "no aparecen en las mediciones de rating". 

Los tres primeros canales en las encuestas de teleaudiencia son Telemicro, Telesistema y Antena Latina, según los números.

 Los estudios de AGB, aunque cuentan con el apoyo de las publicitarias, han sido siempre muy cuestionados, pues se alega que muchas veces no reflejan la verdad. 

Se pudo verificar con la transmisión del Mundial de Futbol que a nivel mundial y local fue un fenómeno de audiencia.

 Sin embargo AGB dictaminaba aquí que la transmisión no se estaba viendo, cuando era todo lo contrario. Salió a relucir que era una especie de “castigo” al grupo Telemicro, al cual se le vincula a una nueva empresa de medición de audiencia. 

 Independientemente de esas argumentaciones, el grito de Mariasela no deja de llamar la atención, pues en la mayoría de los casos las víctimas de las mediciones se quedan siempre calladas, sin que nadie las contradiga ni enfrente.

Por: Joseph Caceres